viernes, 21 de octubre de 2011

Por qué adoro mi iPhone


Algunos de vosotros me habéis preguntado en ocasiones, y yo apenas he publicado nada acerca de las fotos de Paseos con Lisa. Sí he comentado alguna vez que el 90 por ciento de las fotografías están tomadas con un teléfono iPhone 3Gs, y aquí os confieso que yo, la paseadora de Lisa, estoy enamorada de este aparatito multifunción. Yo lo veo como una especie de navaja suiza de la comunicación.
El mundo de las aplicaciones (apps) de fotografía me tiene cautivada. Son mágicas, divertidas y cualquiera puede utilizarlas, porque además de fáciles de usar, son baratas o directamente gratuitas. Mis preferidas son Instagram, Pro HDR y Big Lens. Esta última es novedad en la tienda de iTunes, me parece que está disponible desde hace sólo unos días, y es absolutamente recomendable. Cuesta 0, 79 céntimos, tiene un montón de filtros, permite enfocar y desenfocar por zonas, y varias aperturas de diafragma que proporcionan a las fotos un aspecto profesional. Por cierto, todas las fotografías de este post están tratadas con Big Lens.
Instagram es la estrella de las apps para los aficionados a la fotografía. Se trata de una red social donde compartir las fotos, una especie de Facebook de imágenes. La aplicación es gratuita y de uso muy sencillo. Permite recortar, colorear, añadir filtros y colocar marcos a las fotos.
Para obtener un gran resultado con Pro HDR, sólo es preciso tener buen pulso. Con esta aplicación se acabaron las fotografías oscuras o quemadas. Es fácil de utilizar: sólo hay que encuadrar y directamente la cámara toma dos fotografías del encuadre, con un intervalo de 2-3 segundos (de ahí lo de tener buen pulso; si no, es fácil que el resultado esté desenfocado). La primera foto se obtiene con el máximo de luz que haya en el encuadre, y la segunda con el punto más oscuro. En pocos segundos, la aplicación mezcla ambas fotografías y la foto que se obtiene es, en teoría, perfecta, al menos en lo que a luminosidad se refiere. A continuación se pueden retocar todos los parámetros: contraste, enfoque, calidez... Esta aplicación (1,59 euros) proporciona espectaculares resultados al amanecer y durante el crepúsculo. Además es muy útil en condiciones de poca luz, algo muy valioso para los usuarios del iPhone 3Gs, ya que esta versión no incorpora flash (Apple subsanó esta carencia en modelos posteriores).


Por supuesto existen muchas más herramientas para los fotógrafos aficionados, pero estas son mis preferidas, mis juguetes, las que uso a menudo para publicar en el blog. I do love Iphoneography!
Cuando salgo a pasear con Lisa, siempre llevo encima mi móvil, porque nunca se sabe qué puede suceder delante de tus narices. Si Lisa me ve con el teléfono en la mano, se espera a mi lado hasta que termino de hacer la foto, y sólo cuando lo vuelvo a guardar, echa a andar de nuevo. Ay, qué perra más lista.

2 comentarios:

Santi Palillo dijo...

Pues la verdad es que el resultado son unas fotos preciosas, enhorabuena y a Lisa por su paciencia.

La paseadora de Lisa dijo...

¡Gracias, Santi! Y como suelen poner en los créditos en las pelis: "Ningún animal ha sido maltratado para realizar las escenas de esta película".
Lisa es muy paciente conmigo, y yo con ella ;))