viernes, 27 de abril de 2012

Feliz fin de semana

Macià Masferrer nació a mediados del siglo XIX en una masía situada en el macizo del Montseny (Cataluña). El joven Macià se aficionó a la botánica, hasta el punto de que hoy se le reconoce como un destacadísimo naturalista de su época. La finca en la que estaba su casa, propiedad de su familia desde 1710, había pertenecido desde el siglo XII a los Masjoan, que la vendieron para emigrar a América.
La masía Masjoan (el cambio de titularidad no afectó al nombre de la propiedad) terminó convertida en un espeso bosque por obra y gracia del interés científico de Macià, que plantó árboles y más árboles –abetos por aquí, cedros por allá– hasta formar un arboreto de coníferas.
El bosque de Macià se puede visitar y cuenta en la actualidad con más de medio centenar de especies originarias de todo el mundo: secuoyas, abetos Douglas... Pero hay una muy especial, y lo es porque nació en la propia finca, espontáneamente.
Se trata de un híbrido de Abies pinsapo y Abies alba, y fue descubierto por un sobrino de Macià, Jesús Masferrer, en los años cincuenta del pasado siglo. Jesús consultó con expertos científicos y envió unos ejemplares a Madrid, donde se confirmó la noticia: había nacido una nueva especie de abeto.
El Abies masjoanis que veis en la foto es quizá uno de aquellos abetos que llegaron a Madrid para ser identificados. No lo sé, pero en tal caso sería una historia redonda. Este ejemplar de mi jardín particular es espectacular, monumental, supera los treinta metros de altura y se encuentra en los jardines de Herrero Palacios. Se dice del abeto de Masjoan que es el más bonito árbol de Navidad, y probablemente sea cierto, ya que es una de las especies más vendidas en esas fechas, cuando cerca de la masía Masjoan, en Espinelves, se celebra una feria navideña en la que los masjoanis son los reyes indiscutibles. Su comercialización la inició el propio Jesús Masferrer, el descubridor de la especie. Si no conocéis la feria de Espinelves, aquí tenéis mi recomendación. El entorno es precioso y está todo el pueblo lleno, lleno de abetos.

4 comentarios:

Elena Rius dijo...

Bueno, confieso que no he estado nunca en la feria de Espinelves (eso se pone imposible para Navidad), pero lo que cuentas sobre el bosque de Macià me ha llamado mucho la atención. Tomo nota para hacerle una visita en alguna próxima escapada al Montseny.

La paseadora de Lisa dijo...

Yo tampoco conozco el arboreto de Macià. Si vas, no dejes de contarme qué te ha parecido. La feria de Espinelves es un clásico, hay que visitarla... ¡a madrugar, Elena!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola a todos! llegue a esta pagina buscando algo de info sobre mis antepasados.
Soy Argentina y sabia de la existencia de este lugar en Girona, me encantaria poder recibir algunas fotos del lugar y algun dia poder viajar y conocerlo!
saludos a todos.
Florencia Masjoan.

La paseadora de Lisa dijo...

¡Oh, una Masjoan! ¿Verdad que internet es increíble?
Espinelves es un pueblo precioso, especialmente durante las semanas previas a la Navidad. Sería estupendo que pudieras visitarlo, estoy segura de que te gustaría. Mientras tanto, puedes ver algunas fotos en internet. Si necesitas que te ayude en algo, aquí estoy.

Un saludo desde Madrid