martes, 30 de octubre de 2012

Cosas que echaremos de menos: todos los paseos con Lisa



Hoy es el día de las buenas y malas noticias, el día de la lluvia pertinaz y de los nubarrones en el horizonte. Un sobrino llama para decir que está deseando verte para abrazarte y besarte, y media hora después sales del veterinario con la dirección del mejor oncólogo para perros en Barcelona.
Estoy desolada, yo esperaba empezar el día con un sol radiante, deseaba remar en uno de esos botes para turistas que se alquilan en el Estanque Grande de nuestro jardín, a modo de despedida simbólica, porque hasta ahora algo se torcía siempre en el último momento y nunca había podido subirme a la barca, pero nada ha salido como yo deseaba. Nuestra casa está sumida en el caos de una mudanza y nuestro ánimo no desentona en el ambiente.

3 comentarios:

Elena Rius dijo...

Lo siento de veras. Espero que sea un nubarrón pasajero y que el problema de Lisa tenga solución.

Pilar Alberdi dijo...

Te acompaño en el sentimiento. Y deseo lo mejor a tan buena compañera.

La paseadora de Lisa dijo...

Elena y Pilar, muchas gracias por vuestro apoyo. Mi querida Lisa y sus paseadores van a ser fuertes y a intentar superar todas las adversidades.

Un abrazo