miércoles, 23 de enero de 2013

Fascinación



No sé si he comentado aquí alguna vez que los japoneses se sienten atraídos por Lisa. Me gustaría poder explicar el motivo de tal fascinación, pero lo desconozco. Cuando nos acercamos al parque de Gaudí por las mañanas, nos topamos siempre con grupos de turistas que lo visitan para hacer fotografías desde un pequeño rincón que ofrece una bonita panorámica de la Sagrada Familia. Suelen ser japoneses, pertrechados con sus cámaras de fotos y muy sonrientes, atentos a las explicaciones que les da su guía y alucinados ante la visión del edificio... hasta que se percatan de la presencia de Lisa. Sus cabezas se giran y de repente el centro de atención del grupo es Lisa. Comentan algo entre risas y la señalan divertidos como si hubieran visto... no sé qué. Se acercan a nosotras y me preguntan si se pueden hacer una foto con Lisa, por favor, por favor (ya sabemos cuán respetuosos son los japoneses). Yo les doy permiso, y Lisa posa más o menos dispuesta, según el día. Hace un par de días fui yo quien preguntó si podía hacerles una foto con mi perrita.
No sabéis cómo me gustaría saber por qué les gusta Lisa. ¿Alguna pista?

8 comentarios:

JCV dijo...

¡Hay que investigar eso, Paseadora! ¡Hay que investigarlo...! Bueno, la verdad es que ya sabíamos que Lisa era muy especial... y muy Zen.
Saludos!!!

Elena Rius dijo...

Ja, ja! Me encanta que Lisa compita con popularidad con la Sagrada Familia... y gane. En este caso, les alabo el gusto a los japoneses. Ahora, el porqué de tanta atracción se me antoja misterioso. ¿Ocurre con el resto de perros o sólo con Lisa? ¡Esto habré de comprobarlo en persona!

La paseadora de Lisa dijo...

¡Desde luego que hay que investigarlo! Yo estoy intrigadísima.
Y no, Elena, no ocurre con los demás perros, solo con Lisa. ¿Por qué será? Ay, qué misterio tan misterioso, digno de los amigos luciérnagos, vamos.

Un abrazo

Pilar Alberdi dijo...

Lisa transmite una gran serenidad, además el color blanco de su cara hace que uno se centre en ella, y si miramos esta foto vemos que sus ojos, aunque no lo son, parecen rasgados, de tipo oriental, quizá a causa del reflejo del sol que le obliga a cerrarlos.
Mi cariño a Lisa y, por supuesto a vosotros. Os sigo por los parques...

GataCata dijo...

A lo mejor es porque les recuerda a Hachiko!!
http://es.wikipedia.org/wiki/Hachiko
¡Pregúntaselo a los próximos que se quieran fotografiar con la guapísima Lisa.

Anónimo dijo...

Pues lo que nos atrajo a todas ¡que es un sol! Lametazo de Pipa y un buen abrazo mío

La paseadora de Lisa dijo...

Gracias a GataCata, Pilar, Blanca y Pipa. Esto tengo que investigarlo a fondo, aunque las primeras pesquisas apuntan a la teoría de GataCata (a pesar de que la de Pilar es muy romántica y deseable). En fin, seguiré informando.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Le sumo un punto a GataCata... también se me ocurrió que se debe al parecido con Hachiko.